amaranth

Nuestro proyecto… ¿Por qué?

Es un hecho que la población mundial ha crecido de manera exponencial desde la revolución industrial con una tendencia general a concentrarse en las ciudades. En México, la población urbana pasó de 60% en la década de los 70’s a 80% en la actualidad, mientras que la población rural disminuyó proporcionalmente del 40% al 20% en el mismo período. Esto nos dice que cada vez hay

más gente demandando comida en las ciudades y menos gente dedicada a producirla en un campo con suelos cada vez más erosionados y menos productivos.

En Oaxaca, como en el resto del país y en gran parte del mundo, la agricultura ha sido desvalorizada, ser campesino no es considerado como opción de empleo “digna”, y difícilmente es bien remunerado económicamente. Nos alejamos cada vez más de la tierra, atrapados en la burbuja de un sistema que predica un modelo de “bienestar” que lejos de eso nos enferma y esclaviza. YA NADIE QUIERE SER CAMPESINO. El abandono del campo es una realidad: no existe un relevo generacional para los actuales campesinos, que en promedio oscilan entre los 60 y los 70 años de edad.

Ante esa problemática, los gobiernos y las grandes empresas de la agroindustria han promovido desde la revolución verde una agricultura que extrae, depreda los recursos, contamina y mata en una lógica consumista y regida por el dinero a la par que promueven programas de “apoyo” al campo que sólo generan dependencia y pobreza perpetuas. Nos enfrentamos también a una crisis de salud nacional, ocasionada principalmente por el aumento en el consumo de comida industrializada y chatarra. México ocupa el primer lugar en obesidad en niños y adultos y la principal causa de muerte es la diabetes.

Nosotros queremos ofrecer una propuesta congruente que aporte a la solución no solamente desde el discurso sino con nuestro quehacer diario; reestablecer la credibilidad en el modelo campesino que puede producir más y mejor, en abundancia y calidad, sin destruir sino regenerando el entorno natural y social.

Sentimos que se ha perdido la curiosidad de preguntarse de donde vienen las cosas, lo que se come, lo que se compra, lo que se hace. Creando un lazo entre productores y consumidores, compartiendo nuestro trabajo, buscamos enmendar un poco esta desconexión y generar conciencia en las personas de nuestro entorno.

Para ser parte de la solución, por favor DONA a AgroSanO hoy.

plowing